Entrevistamos a Séneca y resulta que ahora es influencer.

Hoy entrevistamos a Séneca  que ha cambiado su sitio en el Ágora a las plataformas digitales donde es un reputado influencer. Quedamos en una cafetería del centro, una de moda. Llega puntual, con un libro en la mano y en la otra un móvil. Mientras se sienta hace algún comentario negativo del transporte público, pero enseguida cambia de tema y le pide a la camarera (a la que juraría que mira con ojos un tanto juguetones) un smoothie de remolacha. Luego me mira a mi y me dice al oído con voz traviesa que en las vacaciones se ha pasado un poco, que ha cometido unos cuántos excesos, pero que no va a perder mucho tiempo quejándose y que por eso el zumo detox. Y con un par de golpecitos en mi pierna, se acomoda de nuevo. Ala, Séneca, no perdamos tiempo e ilumínanos con tus conocimientos de estoico.

¿Qué consejo nos darías para sacar el mayor provecho de nuestras vidas?

Empezamos fuerte, ¿eh? Mira, tirando de estadísticas, y tomando como referencia que vivimos 78 años, si quitamos el tiempo empleado en dormir, trabajar, estar en el baño…(es decir, tiempo que es, de alguna manera, “necesario invertir”), nos quedan 9 años que podemos emplearlo en lo que queramos libremente.

¿9 años nada más?

Sí, parecen pocos y por ese motivo hay que aprovecharlos al máximo. Entre esos años que supuestamente son “necesarios invertir” hay también 9 años que utilizamos viendo la televisión, jugando a videojuegos o utilizando las redes sociales…da que pensar. Pero contra lo que pueda parecer, la vida no es breve. Es el individuo quien hace que así lo sea. Uno de los motivos por los cuales se considera que la vida es corta, es porque no se sabe aprovecharla.

Porque tú no tienes redes sociales.

Si, si, tengo. Adoro Instagram

(dice mientras se hace un selfie con el smoothie,  #tanEstoicamente).

Por cierto, os sigo. Sois geniales.

Gracias.

Y ahora también estoy enganchado al video juego  “Rome: Total War VI”. Una delicia. Pero empleo en ello el tiempo justo como para que no me de luego la sensación de que haya desperdiciado mucho de mi vida. Las redes sociales son para promover mis ideas e intento que los juegos no se conviertan en un vicio. Pero a veces cuesta encontrar el término medio, es ahí donde está la virtud. Todo está hecho y programado para enganchar. Ni los Juegos Romanos eran tan adictivos.

Pues sí que empleas bien tu tiempo libre…¿No trabajas?

Ahora estoy de autónomo. Tengo un canal en Youtube donde doy clases de filosofía pero también hago Hatha Yoga en mi tiempo libre. Y mi canal de Youtube tiene suficientes visitas como para vivir. Antes era más avaricioso, como esos malditos romanos. Hubo una época en la que quería ser muy productivo y ahorrar para la jubilación. Pero luego se me pasó. Hay que vivir la vida en el presente. El aquí y ahora. Muchas veces la realidad no es que tengamos poco tiempo, si no que desperdiciamos una gran cantidad de este. Hay que sopesar todo y tratar de optimizar nuestra vida todo el tiempo, ya que no sabemos exactamente cuánto tiempo de vida nos queda (esos 9 años en el mejor de los casos). Hay que tener una mayor consciencia y una mayor capacidad de análisis en cuanto a las cosas en las cuales invertimos nuestro tiempo. Y haciendo la postura del guerrero por ejemplo, llego a una especie de limbo en el que me doy cuenta de que no quiero esperar  a la jubilación para hacer eso precisamente. Además ahora me encuentro muy elástico. A saber cómo estaré dentro de 10 años.

En general, nos enfocamos mucho en lo material y en vez de eso deberíamos estar enfocándonos en aportar algo a este mundo.

Entrevista Séneca influencer

Pero…¿tú cuántos años tienes? ¿No estás jubilado ya?

(Me mira coqueto y antes de que se lance al juego de “venga, ¿cuántos me echas?”, sigo con la siguiente pregunta):

Vale, y si yo no disfruto de mi trabajo, y estoy esperando a mi jubilación para hacer las cosas que quiero, ¿qué consejo me darías?

¿No te gusta tu trabajo?

Es un decir.

¡ah! ok, ok. Pues en ese hipotético caso, no sería muy adecuado para tu felicidad. Que una persona pase un 20% de su existencia haciendo algo que odia y esperando a la jubilación para ser libre…

(agita la pajita de su smooothie casi acabado)

Si no disfrutas ahora y tomas consciencia de que tu tiempo es lo más valioso que tienes, malo, malo. O malamente ¡TRATRA!

( y se ríe. Yo no. Pero continúa con su cháchara y a mi no me da la vida para escribirlo todo).

Todos tenemos la oportunidad de cambiar, si no disfrutas, haz algo ahora, antes de que sea demasiado tarde. Y si no puedes cambiar de trabajo a uno en el que seas más feliz, por lo menos administra mejor tu tiempo libre. Seguro que administras mejor el dinero que ganas que el tiempo que tienes. Escoge mejor las actividades en las que lo vas a usar, ya que, a diferencia del dinero, en donde si lo pierdes, tienes la oportunidad de recuperarlo, el tiempo nunca lo vas a poder recuperar.

¿Tú qué más haces en tu tiempo libre? Es decir…cuando no estás haciendo streamings, Yoga y eso…

Pues a veces me voy de cañas con mi amigo Epicteto y arreglamos el mundo. Me lo paso pipa hablando con él de la fugacidad del tiempo. ¿Sabes que la vida se divide en presente, pasado y futuro?. De éstos, el presente es brevísimo; el futuro, dudoso; el pasado, cierto.

Muy bonito.

Gracias. Aquel que mejor vive la vida, es el sabio, ya que recuerda sabiamente el pasado, sabe aprovechar el presente y dispone el futuro. Esta unión de los tres tiempos, hace posible que la vida del sabio sea larga; y muy corta la de aquellos que se olvidan del pasado, descuidan su presente y miran al futuro con miedo y temor.

Pero no quiero abandonarme a los vicios. Y entre tú y yo…Epicteto empina demasiado el codo para mi gusto. Pero como él hay muchos. Nos entregamos a los ocios y a los vicios en exceso. Que no es que esté mal pero no nos lleva a ningún sitio. Todas las personas que se han abandonado a los placeres y a las experiencias son luego las que más se quejan de la falta de tiempo en sus vidas.

Por eso, otras muchas veces (sobre todo cuando hace mucho calor), cambio las cañas por pasar las tardes en la biblioteca.

¿Biblio… qué?

¡En las bibliotecas y en los libros están las enseñanzas de los mejores hombres que han habitado la tierra, chaval! ¿Cuándo ha sido el último libro que has leído que te aportase algo?

Eh…¿en papel? Bueno, oye, que la entrevista la hago yo.

Aprovechar el tiempo es precisamente aprender de los más grandes. ¡Aprendiendo de las demás personas estaremos tomando sus años! Como si fuéramos vampiros!

(me enseña los dientes y hace un ruido raro con la lengua, en plan Hannibal Lecter. Se me pasa por la cabeza que el smoothie llevaba alcohol. Pero luego continua. Se me rompe la punta del lápiz con el que escribo. De repente me acuerdo de la aplicación del móvil de grabar audio).

El hombre virtuoso debía alcanzar la sabiduría, hacer cosas para sí mismo y para beneficiar a los demás y desarrollarse. Por eso ahora estoy a tope con las clases de Yoga Hatha.

El estoico no es una persona que se va a quedar en su casa en plan vegetal, algo tiene que hacer y ese algo es dedicarse a aprender, a alcanzar la sabiduría y mientras más aprendas, mientras más tomas de los conocimientos de aquellas personas que ya murieron, que dedicaron su vida a conseguir esos conocimientos, más años de vida vas a tener tú.

Hay que aprender de los mayores, de todo lo que hay escrito, de sus formas de vida, sus estrategias, sus lecciones, de esta manera puedes tener una vida mejor, y entender que tu tesoro más valioso es tu tiempo. La vida que se nos dio no es breve, nosotros hacemos que lo sea. Larga es la vida, si la sabemos aprovechar.

Eres una máquina de frases para camisetas o tazas, amigo.

Pero es que es cierto. Creemos que viviremos eternamente. Por lo que muchas veces dejamos para más adelante las cosas realmente importantes cuando deberían ser prioridades.

Dicho esto, ya me tengo que ir. Tengo que pasar por el súper porque me he quedado sin cuchillas de afeitar.

Para acabar, una última pregunta ¿qué opinas de la tecnología?

Pues opino lo mismo que de la felicidad. Que no mira dónde nace sino a dónde puede llegar. Con la tecnología hemos conseguido muchísimas cosas. Mi canal de Youtube hubiera sido imposible que existiera sin ella. Y que pudiera ayudar a tanta gente a que entendiese e integrase mis conocimientos a sus vidas. ¿O acaso crees que me conocen de verme en la biblioteca?.   

Ha sido un placer, Séneca.

Igual, me ha encantado el zumo. ¿Pagas tu? Lo de la túnica es un rollo, no puedo llevar cartera.

Claro, claro. Ya le paso la factura a la empresa. Ya nos veremos pronto.

Si te ha gustado este artículo lee «El placer del nuevo tántalo»