Digitalización: El placer del nuevo Tántalo

La digitalización ha traído de manera inherente grandes cambios, dichos cambios derivan en influencias y resultados, algunos positivos, otros no tanto. Pero desde luego ha cambiado nuestra relación con lo intangible, con lo etéreo, con esos  ceros y unos, que generan mundos cada vez más estimulantes, con sus propias leyes y donde el pueblo encumbra a sus dioses. Deidades, que lejos de ser inmortales, aprovechan con voracidad cada minuto de gloria en en su propio Olimpo Digital.

Cuentan los mitos griegos, que Tántalo fue castigado por unas cuantas ofensas hacia los dioses. Ya sabemos que los castigos de los Dioses griegos siempre eran originalmente crueles.

En este caso, el condenado estaba sumergido en agua, pero cuando se acercaba para beber el agua quedaba fuera de su alcance, así como la fruta que pendía sobre su cabeza, se retiraba para que no pudiera llegar a ella.

Digitalización placer Tántalo

 

Actualmente, en la sociedad que vivimos, en constante impacto de las redes sociales, mostrándonos unas imágenes muchas veces inalcanzables, a veces en un ciclo que puede llegar a ser adictivo, nos representa ese mismo “suplicio”, pero que en cierta manera también activa ciertas partes de recompensa y placer.

Esas imágenes, nos invitan a evadirnos, a soñar y fantasear, a alejar la vista un poco de la dura realidad.

No todo en las redes es negativo, pero sí es interesante pararse a pensar en ese tipo de mecanismos y cómo en los últimos 20 años la digitalización no es sólo algo que implique a las empresas, sino a todo, absolutamente todo.

El tiempo que pasamos creando, alimentando un perfil online, la importancia social que tiene, el tiempo que vivimos e interactuamos online, o en juegos con avatares online, para los que hay ropa y trajes, por los que la gente paga (pagamos).

Hay un concepto que se irá popularizando que es el de los gemelos digitales.
Copias de objetos del mundo real con el mundo digital, tratando de simular todas sus propiedades. Puede ser un modelo de un avión, para ver cómo funciona bajo diferentes circunstancias, pero ya no sólo estamos replicando cosas del mundo real, sino que estamos creando directamente cosas que sólo existen en digital.

Y no sólo eso, está moviendo millones. Pagamos y valoramos cosas que jamás vamos a tocar ni probar. Y no parece que se vaya a detener.
Desde hace unos 6 meses lo que más está teniendo repercusión es el tema de los NFT’s o los Tókenes no Fungibles: bienes digitales no consumibles, que se pueden adquirir, tener un sentido de propiedad, vender con contratos inteligentes, exhibir y ver esa trazabilidad de los diferentes dueños que ha tenido gracias a la tecnología blockchain y las criptomonedas.

Eso es una realidad que está ocurriendo. Pero como hablábamos al principio de ese poder de atracción de lo digital, tiene sus pros, sus contras y hay una fuerte tendencia en esa dirección. Y estará bien, mientras no nos olvidemos del mundo real.
Esa misma tecnología, Blockchain, puede usar esos medios digitales para impactar positivamente en la realidad.

Es por eso que en Lazzaro ofrecemos una solución unificada y digital, pero que se enfoca en ayudar a aquellos que quieren hacer del mundo un lugar mejor a conseguir sus objetivos y poder recaudar a través de diferentes canales, como venta de entradas, donaciones, suscripciones, recaudar para proyectos y hasta una tienda on-line y su propio micro site web.

Y así ayudamos con la digitalización y la tecnología blockchain.

Si quieres saber más, puedes seguirnos en redes sociales o profundizar aquí, en nuestro sitio web. Si aún te quedan dudas, ¡Contáctanos!